Archive for the ‘Mundano’ Category

Despedidas

Posted: July 23, 2010 in Mundano

Es increíble la facilidad que tengo para dejar ir a la gente; lo es aún más, mi facilidad para fingir que no me importa en las pocas ocasiones en que sí. Y es que, once in a blue moon, llega una persona que se salta todas esas barreras como si en realidad nunca hubieran existido, se las pasa de largo y se instala en mi corta lista de personas apreciadas… y luego, a pocas semanas de haber llegado, tiene que marcharse.

Aún así, no aprendo a aferrarme y mucho menos a despedirme apropiadamente. Un “buena suerte” y un “te extrañaré” me parecen suficiente aún en esas poquísimas veces en las que quisiera decir un: “No te vayas ¿por qué tienes que irte?”

Claro que, generalmente, soy yo quien se va.

P.d. Buena suerte…  te extrañaré.

Deambulando en mi mente.

Posted: July 22, 2010 in Mundano

Últimamente he estado pensando mucho en mi vida, en el pasado, en el presente y en octubre que cada vez está más cercano.

Tratando de indagar en mi interior objetivamente he descubierto que tengo mucho crédito para otorgar a quienes me han dado su amistad. No puedo negarlo: no me gusta la gente. La gente como tal, como masa, como ruidero de fondo, como género sin rostro. No puedo llamarle amigo ni profesarle cariño a alguien a quien apenas he conocido. No tengo esa facilidad ni me interesa tenerla.

Me gustan los amigos, los cercanos, lo que te leen sin que hables. Me gustan los que no necesitan abrazarte para consolarte, sólo estar ahí y aguantarte con tus berridos; los que se chutan tus malos humores sin sentido y aún así te llaman “mejor amiga”; los que te cuidan por teléfono aún estando a 30mil kilómetros de distancia; los que de vez en cuando te mandan un correo.

No sé cómo es que he llegado a tener amigos porque yo nunca los procuro. De entrada pongo una barrera alta y gruesa que pocas veces dejo caer. A veces pasan 10 años antes de que alguien las atraviese. Ya pasando esa barrera se topan con mi verdadero ser: a veces egoísta, a veces sarcástico, a veces intransigente. Seco, cortante, cambiante, como puede ser mi carácter, no deja de sorprenderme quien se queda, quien me busca, quien me quiere tal cual.

No es mi intención ser insensible. Lo soy y ya. Lo irónico es que siempre creí ser absorbente, territorial y hasta cursi…

Qué diferentes se ven las cosas desde afuera.

Tecnofobia…

Posted: November 9, 2009 in Mundano

Brainwash

La tecnofobia es el rechazo hacia las tecnologías. Por lo general las fobias suele ser un rechazo o miedo irracional y que pueden ser curadas, en este caso sólo es un rechazo que generalmente está justificado y no necesita ser curada.

A veces siento que la tecnología nos ha robado la capacidad de pensar, sopesar y decidir. A veces siento que la tecnología se ha comido nuestra interacción humano-humano y la ha sustituido con una Puerto-a-Puerto (P2P).

A veces simplemente me da un terrible dolor de cabeza en un lunes por la mañana al llegar al trabajo y ver que no he podido actualizar mi Blog, no he checado mi cuenta de Gmail, no me he enterado de los últimos chismes de mis amigos en Facebook, no he seguido las 23,476 noticias que se han publicado en Twitter en los últimos 35 segundos, o no he repartido las 30 invitaciones a Google Wave que tengo para repartir.

A veces pienso que al ritmo que vamos no somos más que objetivos publicitarios, políticos; objetivos meros sin más etiqueta… o con muchas a la vez.

A veces me asusta el Gov 2.0 con sus promesas de transparencia, pero me asusta más la idea de tragarme enterita la ilusión de que toda la información que necesito está ahí al alcance de mi mano, eso en lugar de darme cuenta que lo que está ahí sigue siendo lo que “ellos” quieren que vea. ¿Y quienes son ellos? Ah, esa es harina de otro costal.

A la velocidad a la que todo viaja ultimamente, me da miedo estar sub-revolucionada, aquí metida en una oficina de 4×4, detrás de una pantalla y un teclado, haciendo justo lo que estoy criticando.

Sueño extraviado

Posted: September 11, 2009 in Mundano

Hace dos noches me desperté de un sueño muy intenso, uno de esos que dices “que bueno que estaba soñando”. Me levanté y me fui al baño. Mientras hacía lo que tenía que hacer pensé “éste tengo que postearlo, está muy loco aún para mis estándares”.

En la mañana no pude recordarlo. Pasé todo el día de ayer tratando de recordar qué era… ya pasaron más de 24 horas y aún nada.

Los malditos estragos de la edad…

Primera vez…

Posted: August 27, 2009 in Mundano

…que me acabo un bolígrafo entero en la misma cosa. Y ahora he comprobado que Bic no sabe fallar.

Unas 160 páginas aprox.

Unas 160 páginas aprox.

Ironía es…

Posted: August 19, 2009 in Mundano

Cuando una persona -cuya risa no te gusta, nunca te ha gustado y algunas veces hasta te hace irritar- te encuentra casualmente en el pasillo y sin más ni más te dice “tienes una risa hermosa, deberías reír más seguido”.

Si amas algo…

Posted: August 10, 2009 in Mundano

¿Déjalo libre?

No hay filosofía más pendeja. Si bien, la he repetido hasta el cansancio, muchas veces es en son de burla, aunque muchas otras fue francamente un reflejo programado cuando no tenía un mejor comentario para hacer.

Honestamente, creo que no hay cosa más pendeja que quedarse cruzado de brazos cuando se está a nada de perder a un ser amado: sea un amante, un amigo o hasta un pinche perro. No hay nada más estúpido que quedarse ahí, observando sin hacer nada. Si amas algo, coño, lucha por ello.

No estoy diciendo que sea tarea fácil; por el contrario, esa es la belleza de todo esto, que probablemente te costará un huevo, quizás los dos o hasta los que no tienes. Pero es ahí en donde se demuestra el interés real. El amor real por ese algo que estás a punto de perder. Que no te engañen las falsas ideas de que quitar las barreras y bajar la guardia es perder el orgullo. En todo caso ¿Para qué chingados te sirve realmente el orgullo sino para entorpecer tu visión del mundo? Quitar las barreras no significa humillarse. Claro, que humillarse tampoco significa estar pidiendo un perdón real.

Si retener o recuperar ese algo que amas significa cambiar algo que está muy arraigado en ti: cámbialo, siempre y cuando estés consiente de lo que estás haciendo; siempre y cuando estés dispuesto a ver tu error en ello y no únicamente porque es un requisito para que no se te escape eso que tanto amas. Lucha honestamente.

Si prometes, mide lo que estás prometiendo, porque el no cumplirlo te llevará irremediablemente a una pérdida definitiva. Si pides una segunda oportunidad, ten cuidado con lo que deseas, porque podría cumplirse… y podrías tener que cumplir lo que prometiste.

Y si vas a perder a tu ser amado, hazlo con la frente en alto, sabiendo que agotaste todas las posibilidades, o que diste todas las oportunidades. Lo que sea que en 1, 5 ó 10 años no te tenga preguntándote si hiciste o no lo suficiente.